Presentado por la ASOCIACION MADES HISPANOAMERICA en marzo de 2017

Nuestro compañero de LECB y socio de HdA, Charlie Artero, nos presenta a MADES, asociación con la que colabora activamente desde 2009. Trabajan en Perú y Bolivia, y nos proponen ayudarles a acondicionar uno de sus centros en Perú y transformarlo en Centro de Acogida de mujeres víctimas de violencia de género, familiar y sexual.

El proyecto trata de acondicionar las instalaciones actuales de nuestro Centro Integral de Saltur (pincha en Centro Comunitario Mades ) para convertir parte de éste en un Centro de Acogida de mujeres afectadas por situaciones de violencia de género, familiar y sexual. En una segunda fase se pretende construir un Centro de Capacitación.

Inicialmente el proyecto socorrerá a 15 mujeres con sus hijos menores, proveyéndolas de alojamiento hasta buscar condiciones de acogida y de vidas mejores o más adecuadas.

La casa contará con todo lo necesario para la vida de las beneficiarias. Ante estas situaciones, el Proyecto pretende ser un espacio de encuentro, protección y reflexión, donde tengan garantizadas las necesidades básicas de alojamiento, manutención, atención social y sanidad; un espacio que facilite el inicio de un proceso de reconstrucción personal, que se convierta en puente hacia una vida autónoma e independiente, tanto económica como emocionalmente.

La Casa tiene capacidad para 25 mujeres y pretende ofrecer atención general durante 24 horas los 365 días del año. El tiempo de permanencia se establece entre doce y dieciocho meses, dependiendo de la evolución y circunstancias personales de cada mujer.

OBJETIVOS

  • Objetivo general:

Contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por situaciones de violencia de género, familiar y sexual.

  • Objetivo Específico:

Se ha considerado establecerlo según el artículo 5º del capítulo II del Reglamento de la Ley Peruana Nº 28236, los Hogares de Refugio Temporal, tienen como objetivos:

a) Garantizar un espacio seguro de acogida temporal brindando vivienda, alimentación, vestido, protección, soporte emocional así como un proyecto de recuperación personal – social a personas afectadas por la violencia familiar, de manera específica y de acuerdo con sus características particulares según el sexo, grupo etéreo y condición físico-mental.

b) Brindar el apoyo terapéutico que promueva la autonomía de las personas afectadas por la violencia familiar y el acompañamiento en la toma de decisiones y el desarrollo de capacidades que permitan la opción por una vida sin violencia.

c) Garantizar la atención integral a personas afectadas por la violencia en el marco de la intervención de la Red Local de Prevención y Atención de la Violencia Familiar.

 

FASES DEL PROYECTO

  • Habilitación del centro de acogida dentro del actual centro de MADES

Se trata de acondicionar el Centro actual para que pueda acoger a las mujeres víctimas de violencia. Para ello, debemos llevar a cabo los siguientes pasos:

  • Acondicionamiento de infraestructura
  • Equipos
  • Muebles y menaje
  • Contratación de personal multidisciplinario
    1. Psicóloga
    2. Trabajadora Social
    3. Abogada
  • Contratación de personal de apoyo
    1. Educadora
    2. Profesora de talleres
    3. Tres vigilantes que garanticen la seguridad de las acogidas
  • Implementación de servicios (alimentación, salud, educación)
  • Servicios públicos
  • Mantenimiento

 

  • Construcción e implementación del centro de capacitación

Una vez habilitado el Centro de Acogida, nos gustaría construir un centro de capacitación donde las personas acogidas y otras interesadas pudiesen aprender oficios. Esto les permitirá conseguir la independencia económica necesaria para poder salir adelante sin tener que depender que un hombre que las maltrate. De momento empezaremos con el Centro de Acogida, dejando esta segunda fase para el futuro.

Desde que llegamos a Saltur en el año 2003 nos ha sorprendido la violencia de las relaciones familiares. Perú es el tercer país con las cifras más altas de violencia sexual, doméstica y de género (www.americatv.com.pe/noticias/actualidad/niunamenos-mas-60-feminicidios-se-registraron-pais-este-2016-n242589). Según el Registro del MIMP (Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables peruano, www.mimp.gob.pe), la Región Lambayeque, donde trabaja MADES, ocupa el 2º lugar a nivel nacional, después de Lima en la ocurrencia de feminicidios. Se calcula que en Lambayeque el 85% de las mujeres sufre violencia familiar (http://larepublica.pe/sociedad/769182-85-de-mujeres-en-jlo-son-victimas-de-maltrato-cifra-supera-el-promedio-mundial).

Nuestra experiencia en Saltur es que las estadísticas no reflejan la brutalidad diaria, pues pocos casos se denuncian. La violencia de género, familiar y sexual es, sin duda, uno de los problemas más severos de toda la zona. Esa violencia persiste a lo largo de todo el ciclo de vida de las personas afectadas y en cada espacio donde desarrollan su vida, siendo imposible evitarla y creando unas secuelas físicas perceptibles y secuelas psicológicas más imperceptibles de terror, ansiedad y estrés continuo durante toda una vida. Las personas afectadas no conocen otra situación y creen que esa violencia y terror es lo normal en la vida de las personas.

La intervención en el Centro de Acogida de Mujeres Afectadas busca el empoderamiento de las personas víctimas de violencia familiar y/o sexual, el desarrollo de sus capacidades y su inserción social y productiva. El empoderamiento es el proceso de concienciación de la persona que le permite lograr una mejor comprensión de las causas de la situación en la que se encuentra y movilizar los recursos requeridos en función de sus necesidades. Este proceso contribuye a que la persona víctima alcance el control sobre su vida, reconozca sus derechos y las posibilidades reales del desarrollo y ejercicio de tales derechos.

Asimismo, se debe tener en cuenta el estado de exclusión, desigualdad y vulnerabilidad impide salir de la pobreza a las personas afectadas por la violencia. En tal sentido, la intervención al interior del Centro de Acogida de Mujeres Afectadas debe contemplar estrategias de inserción social y productiva para las personas albergadas.

Según las organizaciones y autoridades locales consultadas, que han mostrado su interés, este centro sería pionero en Perú. Hay centros de atención urgente a mujeres, pero no hay centros de acogida.

Centro Poblado Saltur, distrito de Zaña, provincia de Chiclayo, departamento de Lambayeque, Perú

Tenemos presupuestado el proyecto entero. El primer paso es el acondicionamiento de la infraestructura para poder albergar a las mujeres acogidas. Éste es el presupuesto en soles peruanos. Añadimos el coste en euros a un cambio de 1 S/ (Nuevo Sol Peruano) = 0,29 €. El tipo de cambio es variable, el Nuevo Sol ha subido los últimos tiempos.

ACONDICIONAMIENTO DE INFRAESTRUCTURA

 

CONCEPTO CANTIDAD IMPORTE S/ IMPORTE €
1 Pozo tubular (Incluye bomba sumergible) 42500 12.325 €
2 Sala de recepción y control 6160 1.786 €
3 Lavaderos 3 4500 1.305 €
4 Habilitación de duchas 3 3725 1.080 €
5 Pintado de ambientes 13090 3.796 €
6 Enlucido de Ambientes y fachada 15725 4.560 €
7 Rejas Corredizas (puerta principal) 1 1500 435 €
8 Circuito eléctrico. 1300 377 €
TOTAL 88500 25.665 €

Cantidad final total a subvencionar en euros: Solicitamos financiación de 12.325 € para el Pozo tubular.

Anexos

Documento con más información sobre MADES y su relación con los controladores aéreos:

Presentación MADES