Descripción del proyecto

ACOGIDA A JOVENES SIN OPORTUNIDADES

CEDRE trabaja por la inclusión social de jóvenes entre 18 y 25 años cumpliendo condena, o en tránsito entre prisión y libertad, o con alta vulnerabilidad por falta de vivienda/soporte familiar y de habilidades sociales.

Coste del proyecto 11.000,00€

CEDRE trabaja por la inclusión social de jóvenes entre 18 y 25 años cumpliendo condena, o en tránsito entre prisión y libertad, o con alta vulnerabilidad por falta de vivienda/soporte familiar y de habilidades sociales.

Desde noviembre del año 2000 CEDRE gestiona una casa de acogida en Barcelona (La Caseta), en la que tienen plazas para 6 personas. HdA financió una de estas plazas en 2010 (ver http://www.horadeayudar.org/proyectos/una-plaza-de-acogida-para-jovenes-en-riesgo-de-exclusion-social/) La Caseta se caracteriza por ser un recurso de acogida en el que la paz, la tranquilidad y la seguridad que se respiran permiten convertir este espacio en algo más que una vivienda asistencial. Los jóvenes acogidos provienen de dos ámbitos:

– Penitenciario: Mientras cumplen condena en los centros penitenciarios, CEDRE lleva voluntarios que les visitan todos los domingos y con los que hacen excursiones fuera del centro una vez al mes. En el tránsito entre el centro penitenciario y la vida en libertad, los recibe en La Caseta durante los permisos y terceros grados penitenciarios. Este ámbito penitenciario dispone de 2 plazas de acogida.

– Jóvenes sin techo: En La Caseta acogen a estos jóvenes en alto riesgo de vulnerabilidad social por falta de vivienda, falta de soporte social y falta de habilidades sociales. Este ámbito de jóvenes sin techo dispone de 4 plazas de acogida.

Los objetivos son:
– Cubrir necesidades básicas
– Adquisición de hábitos saludables y convivencia
– Facilitar la socialización
– Potenciar su emancipación

La gestión de programas consiste en primer lugar en la valoración y aceptación (si procede) del aspirante por parte del Equipo Técnico. El usuario, una vez ha expresado su compromiso con el programa,   diseña conjuntamente con el formador su Proyecto Individual. En este P.I. se definen la formación y los hábitos y actividades que crearán las bases que le van a permitir iniciar su camino hacia el futuro con solidez. Se trabajan ocho áreas: vida cotidiana, aspectos personales, proceso formativo-laboral, administración económica, salud, cultura, situación legal-penal y la de tutoría con el formador.

El seguimiento y valoración es: Diario por la relación directa con el formador y los voluntarios aportando un soporte psicológico adecuado al usuario en ritmo y exigencia. Semanal: reunión del Equipo Técnico responsable del programa. Mensual: revisión de la trayectoria de cada usuario con su formador  con énfasis en que se vayan cumpliendo los objetivos marcados y los compromisos adquiridos. Bimensual mediante una asamblea de convivencia. Se valora y analiza la relación entre los usuarios de La Caseta.

Solicitan a Hora de Ayudar la financiación de una de esas plazas durante un año.

La labor que Cedre realiza con estos jóvenes va mucho más allá de la simple acogida y resulta ser una manera indirecta de hacer prevención delictual. Se trata de jóvenes sin ningún recurso, a menudo destinados a la vida en la calle, donde resulta probable que caigan en la marginación y la delincuencia. En “La Caseta” los acompañamos y les damos instrumentos para su maduración e inclusión social, de manera que el objetivo es, aparte de evitar que acaben ingresando en un centro penitenciario, darles bases culturales, de formación, etc. que permitan  su crecimiento personal para así poder finamente llegar a ser ciudadanos plenos. La participación de jóvenes voluntarios en la convivencia diaria de “ La Caseta” (con Cedre colaboran 70) es un factor diferencial, innovador y muy eficaz, que contribuye a proveer a los acogidos de modelos de comportamiento de personas de la misma edad que actúan de manera desinteresada. Los encuentros diarios durante la cena y el acompañamiento nocturno (cada noche permanece un voluntario  en “La Caseta”) facilitan decididamente el éxito de este enfoque a la vez que se asegura el cumplimiento de las normes internas.

Recientemente en la cena de despedida de dos jóvenes, estos explicaron lo decisiva que había sido para ellos la estancia en Cedre donde encontraron un hogar, amigos, formación personal y competencial, y sobre todo, una oportunidad real para el crecimiento personal.

Durante el año 2016 hemos acogido un total de 23 jóvenes en la Caseta, con un total de 1788 pernoctaciones. Aparte de las actividades que gestiona CEDRE en La Caseta directamente, participan muy activamente en un programa pionero de mentoring patrocinado por dos universidades que estudia de manera científica el efecto positivo que tiene el acompañamiento por mentor al recluso mientras está cumpliendo condena y también una vez recobrada la libertad. Se trata de valorar estadísticamente el grado de reincidencia de dos grupos equivalentes de reclusos (de 120 personas cada uno), uno con mentoring y el otro sin. El proyecto tiene una duración de tres años, siendo éste ya el tercero.

Barcelona, España                                                                                         

Cedre solicita financiar el coste de una plaza de acogida durante un año por un importe total de 11.000 euros según el siguiente cuadro que indica el coste total de las 6 plazas de La Caseta:

GASTOS LA CASETA (PRESUPUESTO 2017)EUROS
Aliementación, transportes y ayudas a residentes11000
Suministros ( agua , luz , telèfono) y mantenimiento4500
Primas de seguros500
Gastos de personal50500
Gestoria1500
Total gastos atribución La Caseta68000
Plazas de acogida6
Coste anual por plaza11333

Anexos

Documento completo del proyecto, con información adicional sobre el número de socios y colaboradores de CEDRE

Presentación 2017

Memoria de 2016 elaborada en catalán. Si alguien está interesado en tenerla en castellano, podemos pedir la traducción o aclara las dudas que tengáis.

Memoria 2016