Descripción del proyecto

CONSTRUCCIÓN DE ASHA HOSTEL

Tras dos proyectos realizados con FAMILIA DE HETAUDA en Nepal, nos presentan esta propuesta de colaboración para financiar una pequeña parte de la construcción de una nueva residencia escolar “Asha Hostel”, que permita que los niños y niñas con discapacidad intelectual procedentes de zonas rurales alejadas de la ciudad de Hetauda, no queden excluidos del derecho a la educación. A través de Asha Hostel se pretende satisfacer las necesidades de alimentación, higiene y descanso de los niños y niñas que asisten a Asha School y que provienen de zonas rurales, facilitándoles un entorno acogedor, familiar y seguro que responda a sus necesidades especiales.

Coste del proyecto 133.500,00€

Recaudado 4%

El proyecto Construcción de Asha Hostel responde a la necesidad que existe en Nepal de ofrecer educación especial a los niños y niñas con discapacidad intelectual y parálisis cerebral. Hasta enero de 2014 en Makwanpur, distrito del cual Hetauda es la capital administrativa, no había ningún centro de educación especial, y por lo tanto los niños y niñas con discapacidad intelectual no recibían ningún tipo de educación. 

Las causas del déficit de escuelas de educación especial no se explican sólo por motivos económicos (Nepal se sitúa entre los tres países más pobres de Asia) sino también por motivos culturales. La discapacidad en Nepal es entendida como un castigo divino por los pecados realizados en vidas anteriores y por eso estas personas son consideradas como un rechazo social. 

PROYECTO

Algunas familias intentan matricular a sus hijos en escuelas ordinarias, pero en ellas, si lo consiguen, los niños no reciben ninguna adaptación del contenido curricular ni asistencia terapéutica, viéndose forzados a repetir curso eternamente. Además, en la mayoría de las ocasiones, son fuertemente señalados socialmente por el resto de los compañeros. Por este motivo, muchas familias optan por tener a su hijo en casa, hecho que excluye a este colectivo del derecho de la educación y dificulta sus perspectivas de futuro. 

En muchas ocasiones, los niños con discapacidad intelectual están encerrados en habitaciones o atados, mientras sus familias van a trabajar. Además, las cifran muestran que muchas jóvenes con discapacidad intelectual son víctimas de abusos sexuales. Se trata de uno de los colectivos más vulnerables del Nepal, que queda completamente silenciado y olvidado. 

En enero de 2014 Familia de Hetauda abrió las puertas de Asha School, que actualmente beneficia a 44 niños y niñas con discapacidad intelectual. Más adelante, en 2017 abrió Asha Hostel, que ofrece refugio y alimento a 11 de los 44 alumnos que van a la escuela. Muchos de estos niños y niñas proceden de zonas rurales alejadas del centro de Hetauda y les resulta imposible desplazarse a diario. Otros, son huérfanos y nuestra ONG contraparte ejerce su tutela. Por este motivo es necesario ofrecerles una vivienda cercana a la escuela para que puedan alojarse durante el periodo lectivo y, en algunos casos, durante todo el año. 

Asha Hostel es más que una residencia, es un hogar. Cuenta con un equipo de seis maestras que trabajan con una gran implicación para cubrir las necesidades de manutención, alojamiento y cuidado de los niños, así como para ofrecerles un espacio seguro y acogedor, siempre velando por su protección, su desarrollo y su aprendizaje. 

Pero a pesar de la dedicación y el amor de las maestras, la lista de espera de niños procedentes de zonas lejanas que quieren asistir a la escuela crece día tras día y Asha Hostel nos ha quedado pequeño para hacer frente a tan elevada demanda. Además, Asha Hostel no es propiedad de nuestra organización sino una casa de alquiler. Esto supone una gran inestabilidad en Nepal, pues en cualquier momento el propietario puede reclamar la finalización del contrato. Para poder ofrecer educación especial a los 24 niños y niñas que ya se encuentran en lista de espera y para poder consolidar la residencia escolar con mayor seguridad y estabilidad, presentamos el proyecto Construcción de Asha Hostel. Queremos sustituir la pequeña casa que tenemos alquilada para comprar un terreno y construir una residencia que permita acoger a 35 niños y niñas y las cuidadoras. 

La sociedad nepalí cree que la discapacidad es un castigo divino por pecados cometidos en vidas anteriores. Muchas personas piensan que los niños con discapacidad intelectual no tienen mente y, por lo tanto, no pueden aprender. Estos niños suelen vivir apartados, a la sombra. A menudo están encerrados en sus casas y su vida se reduce solamente a comer y dormir. Ellos no tienen voz para reclamar sus derechos y a menudo sus familias tampoco saben cómo hacerlo” – Nos cuenta Aina Barca, fundadora de Familia de Hetauda.

Según el último Informe de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas (PNUD), Nepal se sitúa entre los tres países más pobres de Asia, con un bajo índice de desarrollo humano. La ciudad de Hetauda donde se realiza el proyecto tiene una superficie de 42 km2 y una población de más de 100.000 habitantes. Está ubicada a 132 km de Katmandú y a 290 Km de la India. Esta situación le confiere un enorme potencial de crecimiento comercial ya que se trata de un cruce de comunicaciones con las principales carreteras del país: la de Tribhuvan que la une con Katmandú, y la de Mahendra que cruza el país de este a oeste. Al mismo tiempo, debido a su proximidad con la India, Hetauda se convierte en un punto de envío de mujeres y niñas a los burdeles indios.

En el artículo 26 de la Declaración de los Derechos Humanos (1948) expone:»Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo que se refiere a la instrucción elemental y fundamental”. En cuanto a los niños con discapacidad, la UNESCO estima que representan más de un tercio de los 67 millones de niños que no van a la escuela en todo el mundo. Esta situación se agrava en algunos países como Nepal donde las oportunidades de escolarización para niños con discapacidad son dos o tres veces más reducidas que las de un niño sin discapacidad.

El artículo 24 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad obliga a los Estados a garantizar en parte un sistema de educación inclusivo a los alumnos con discapacidad intelectual para que puedan disfrutar de una educación primaria y secundaria gratuita y de calidad, y no queden excluidos del sistema educativo. Sin embargo, ni en Hetauda, ni en el área administrativa de Narayani a la que pertenece esta ciudad, no había ninguna escuela de educación especial y, por tanto, los niños con discapacidad intelectual quedaban excluidos del derecho a la educación.

Familia de Hetauda considera que la educación, un derecho fundamental, una vía de desarrollo personal y el camino del progreso y la liberación de la comunidad, imprescindible para romper el círculo de la pobreza.

Familia de Hetauda es una organización no gubernamental que se fundó con el propósito de crear esperanza para los niños y niñas con discapacidad intelectual de Nepal, a través de la educación, el tratamiento y la inclusión sociolaboral y conseguir, así, que puedan vivir con dignidad. 

Nuestra misión: Trabajamos cada día para asegurar que los niños y niñas con discapacidad intelectual de Nepal tengan cubiertas las necesidades básicas, puedan aprender y desarrollar sus habilidades. Además, velamos por su protección y para incrementar su aceptación dentro la sociedad. Creemos firmemente en la igualdad de derechos y de oportunidades. 

Nuestra visión: En Familia de Hetauda aspiramos a un Nepal inclusivo y acogedor donde todas las personas con discapacidad intelectual tengan acceso a los mismos derechos y oportunidades que el resto de los ciudadanos, y puedan vivir con respecto y con dignidad. Para ello nos hemos fijado los siguientes objetivos a corto y medio plazo:

• Ofrecer una educación de calidad a los niños y niñas con discapacidad intelectual para potenciar el desarrollo de sus habilidades.

• Proporcionar tratamiento de fisioterapia, atención sanitaria y unas condiciones de salud adecuadas a los niños y niñas con discapacidad intelectual.

• Garantizar a los niños y niñas con discapacidad un entorno adecuado para su crecimiento, ofreciéndoles una vivienda digna en un entorno seguro, y la cobertura de las necesidades básicas.

• Acompañar a los niños y niñas, y a los jóvenes con discapacidad intelectual, y a sus familias, durante las diversas etapas de su vida, y ofrecerles servicios específicos a sus necesidades individuales.

• Crear programas de inserción laboral, para que las personas con discapacidad intelectual puedan vivir con autonomía e independencia.

• Trabajar para la disminución del estigma social que padecen las personas con discapacidad a través de programas de sensibilización y fomentar, así, una sociedad nepalí más inclusiva.

Hetauda, Nepal                                                                                         

El cálculo de este presupuesto se ha realizado con la moneda local Nepali Rupee (NPR) y con

euros. El cálculo está realizado con el cambio actual (día 10 de octubre de 2019) de 1 €= 120

NPR. Se trata de un presupuesto estimado, que se terminará de detallar con el constructor de la

obra en el momento de iniciar la construcción.

Terreno 46.000€ (1 5,520,000 NPR)

Construcción de una residencia para 35 niños y las cuidadoras 71.000 € (9,000,000 NPR)

Muebles y acabados 12.000 € (1,440,000 NPR)

Total 133.500 €

La cantidad total del proyecto Construcción de Asha Hostel es de 133.500€. En Familia de Hetauda somos conscientes de que es una cantidad ambiciosa, y por este motivo no solicitamos la totalidad de la financiación sino la aportación que consideréis asumible. Vuestra aportación para el proyecto Construcción de Asha Hostel suponde un gran empujón para conseguir que los niños y niñas con discapacidad intelectual procedentes de zonas rurales puedan ir a la escuela. Familia de Hetauda se compromete a enviar información detallada sobre el avance del proyecto, así como también las facturas requeridas. 

2019

Proyecto completo con información detallada sobre objetivos, estrategia, beneficiarios, sostenibilidad y perdurabilidad:

Proyecto Asha Hostel- hora de ayudar

08/09/20 Puesta al día de Aina Barca: Estamos a pocos pasos de una nueva residencia escolar más grande. El terreno donde poder construirla es ya una realidad. Actualmente tenemos más de 90 niños en lista de espera y la mayoría residen lejos de la escuela. Con este futuro hogar podremos acoger a muchos de ellos. Desde España, estamos cumpliendo esta ilusión con el apoyo de Aproedi, Hora de Ayudar, Fundació Girbau, Plena Inclusión Madrid y GEA XXI. Gracias a su colaboración hemos podido financiar las tasas y los gastos comunitarios para adquirir el solar.
 Y, desde Hetauda, el ayuntamiento nos ha otorgado la concesión indefinida de un espacio ideal para el proyecto: amplio y cerca de la escuela y de la actual residencia. Asimismo, KAii Group, empresa de desarrollo de proyectos empresariales, aportará su experiencia profesional para la supervisión de esta gran ilusión. Actualmente la situación de emergencia provocada por la covid-19 ha ralentizado los planes de construcción. Nepal finaliza el verano con otro confinamiento y todas las fronteras permanecen cerradas. El ingeniero contratado reside en Katmandú, por lo que no puede viajar hasta Hetauda para supervisar la construcción. En general las obras en todo el país se han paralizado. Pero para no detenernos, hemos comenzado a elaborar el diseño de los planos. Podemos sentirnos orgullosos de nuestra familia: el espacio de nuestros sueños ya es nuestro.


06/06/20 Aina nos envía este informe (Primer informe Hora de ayudar) en el que nos comentan las últimas gestiones de cara a la construcción del alojamiento. Antes del confinamiento, habían conseguido que el Gobierno les cediera un terreno de forma indefinida de un tamaño mucho mayor que adquiriendo un terreno privado. Para obtener el terreno público deben de contribuir pagando unas tasas administrativas y una aportación a la comunidad, cosa que supone un importe de 46.000€. No obstante, la cantidad de terreno que obtienen es de 3300 metros cuadrados en vez de 660. La construcción ha quedado postergada a finalizar el contrato de cesión del terreno, detenido por la crisis sanitaria. En este cuadro podemos ver el avance en subvenciones recibidas:


07/07/20 Copiamos aquí el boletín de Familia de Hetauda especial Covid19.

https://mailchi.mp/4280c516e4dd/boletin-de-familia-de-hetauda-29-especial-covid-19?e=85ecd7138b

2020