Descripción del proyecto

EDUCACION INCLUSIVA DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD SENSORIAL Y EMPODERAMIENTO DE SUS FAMILIAS

El propósito general del proyecto es contribuir al desarrollo de la calidad de vida de forma integral e inclusiva de las personas con discapacidad sensorial del Departamento de Sololá en Guatemala.

Coste del proyecto 13.500,00€

El propósito general del proyecto es contribuir al desarrollo de la calidad de vida de forma integral e inclusiva de las personas con discapacidad sensorial del Departamento de Sololá en Guatemala, para lo cual se va a procurar por un lado mejorar la educación de las niñas/os con discapacidad sensorial, y por otro mejorar la economía de sus familias a través
de iniciativas productivas y grupos de ahorro.


En el proyecto se van a desarrollar por tanto dos líneas de acción:


1. Fortalecimiento de la educación inclusiva de las niñas/os con discapacidad sensorial, brindándoles educación en aulas regulares del Ministerio de Educación.

– El proyecto apoya a alumnas/os con sordera profunda en todos los grados educativos (preprimaria,
primaria, básico y diversificado). Las niñas/os con sordera profunda están incluidos en escuelas e institutos públicos, pero con apoyo de maestros e intérpretes de nuestro proyecto, que son especialistas en lenguaje de signos y en metodologías de enseñanza para personas sordas.

– Asímismo se apoya la rehabilitación y posterior inclusión en centros educativos regulares de niñas/os con ceguera o muy baja visión (igualmente desde primaria hasta diversificado). Las niñas/os ciegos o con muy baja visión pasan primero por unas aulas de rehabilitación con docentes de nuestro proyecto que les enseñan 4 herramientas básicas: braille, ábaco, movilidad y autonomía, y actividades de la vida diaria. Después de conseguir una adecuada rehabilitación pueden seguir sus estudios incluidos en centros educativos regulares, apoyando nuestros docentes especializados a sus maestros, enseñándoles metodologías de enseñanza para personas no videntes y ayudándoles en las adecuaciones curriculares que se deben realizar.

Senderos de Maíz lleva ejecutando esta línea educativa del proyecto desde hace 11 años para la educación de niñas/os con sordera profunda y desde hace 3 años para la educación de personas no videntes. Cabe resaltar que este proyecto de educación de niñas/os sordos y no videntes ya fue financiado por Hora de Ayudar en los años 2016-2017 y su germen (que era un proyecto las becas a niñas con discapacidad) también fue financiado por Hora de Ayudar en los años 2008 y 2009. Esta línea del proyecto viene por tanto a dar continuidad a un trabajo muy consolidado y apoyado ya en varias ocasiones por Hora de Ayudar.


2. Comenzar un programa de empoderamiento económico de las personas con discapacidad sensorial (sordera profunda o ceguera) y sus familias.

Se trata de apoyar a adultos con discapacidad sensorial que ya no están estudiando y que quieren desarrollar una actividad laboral, o bien apoyar de igual manera a las familias de personas con discapacidad sensorial de bajos recursos, para montar iniciativas productivas y comenzar a ahorrar integrados en grupos de ahorro. El programa tiene dos partes:


– Por un lado se aporta un capital semilla con el fin de que las familias puedan poner en marcha una actividad económica productiva y/o un pequeño negocio. Ejemplos de iniciativas productivas fáciles de poner en marcha son la venta de refacciones (chuchitos, panes con pollo, tostadas, atoles…), venta de frutas, crianza de gallinas ponedoras o de engorde, venta de billetes de lotería, venta de recargas de saldo para teléfonos móviles, venta de canastas y bolsas hechas con material reciclable (pajillas, anillas de las latas de gaseosa…), etc.


– Por otra parte se pretende fomentar el ahorro familiar a través de grupos de ahorro, que si el proyecto tiene continuidad el año siguiente, se transformarían en grupos de ahorro y crédito, para brindar microcréditos a bajo interés a los participantes del grupo que quieran mejorar sus negocios o comenzar nuevas iniciativas, de forma que el propio grupo de ahorro es motor de mejora y de nuevos negocios, con gestión propia del grupo.


Con esta nueva línea de trabajo tratamos de dar posibilidades de trabajo a las personas con discapacidad sensorial ya adultas, que tienen más dificultad de entrar en el mercado laboral. Y por otra se trata de empoderar y mejorar la economía de las familias del proyecto de educación, para que tengan más recursos familiares y puedan así solventar mejor todas sus necesidades en salud, educación, mejora de la alimentación, etc.

Todos los niños/as con discapacidad tienen grandes dificultades en Guatemala para lograr una escolarización digna y adaptada a sus necesidades, dificultad aún mayor para las niñas. Por ello nuestro proyecto comenzó en el año 2006 a ayudar a 20 niñas con diferentes discapacidades con becas de educación, justamente gracias a una subvención de Hora de Ayudar. Posteriormente al ver que las niñas/os con discapacidad física en principio eran incluidos en escuelas regulares, y las niñas/os con discapacidades intelectuales o mixtas eran atendidos por los centros de discapacidad locales, nos dimos cuenta de que la necesidad fundamental era posibilitar una buena educación a las personas con discapacidad sensorial. Es por ello que desde 2007 comenzamos un proyecto específico de educación a niñas/os con sordera profunda que ha ido evolucionando y creciendo con los años, hasta el proyecto actual donde damos la oportunidad de tener una educación inclusiva en centros regulares del Ministerio a niñas/os sordos de todos los niveles educativos, con ayuda de docentes especializados e intérpretes.


En el caso de las niñas/os no videntes las dificultades para lograr una buena educación eran aún mayores, pues las dos únicas escuelas especializadas en educación de ciegos estaban una en la capital (la Escuela Santa Lucía) y otra en Quetzaltenango (la Escuela Elisa Molina Stahl), ambas muy lejos de nuestro lugar de trabajo. Es por ello que en el año 2015 Senderos de Maíz comenzó un proyecto de rehabilitación y educación de personas no videntes, con 2 Aulas de rehabilitación donde se enseñan las herramientas básicas de braille, ábaco, movilidad con bastón y habilidades de la vida diaria. Una vez conseguida la rehabilitación los alumnos/as pueden seguir sus estudios integrados en escuelas e institutos regulares, aunque con apoyo a sus docentes en metodologías de enseñanza para no videntes.


Por otra parte la mayor parte de las personas con discapacidad sensorial de nuestro proyecto y sus familias son de muy escasos recursos y tienen una economía familiar de subsistencia, de forma que es muy difícil para ellos dar una buena salud, nutrición y educación a todos sus hijos, con mayor dificultad aún para los que tienen alguna discapacidad. Esto añadido a que no cuentan con una cultura de ahorro, lo habitual es que las familias con una persona con discapacidad no puedan hacer frente a ningún gasto extraordinario, y con dificultades llegan a cubrir las necesidades básicas de la familia.


Hay que tener en cuenta que las personas adultas con discapacidad sensorial manifiestan la necesidad tener una actividad productiva y/o pequeño negocio, para poder solventar las necesidades de su hogar. Por otro lado también hay que considerar que las madres o padres que acompañan al menor con discapacidad sensorial al centro educativo especializado que no está en su comunidad, tienen que madrugar, tomar varios medios de transporte, y después esperar varias horas a que terminen las clases para volver a sus hogares, con lo cual dedican más de 6 horas en acompañar a sus hijos con discapacidad y ese tiempo no trabajan en nada productivo (salvo casos aislados que buscan por iniciativa propia llevar algo para vender, o hacer alguna artesanía mientras esperan a sus hijos).

Es por todo ello que queremos iniciar este nuevo proyecto de empoderamiento económico de las personas con discapacidad sensorial y sus familias para que puedan comenzar iniciativas productivas y aprender a ahorrar, todo lo cual les mejorará su calidad de vida al mejorar el poder adquisitivo de la familia. Este proyecto de empoderamiento económico es nuevo para Senderos de Maíz, pero contamos con la experiencia de la Coordinadora ACOPEDIS de asociaciones de discapacidad que lleva ya más de 4 años de experiencia en este tipo de proyectos, siempre con familias de personas con discapacidad. La experiencia es muy positiva, con muchas iniciativas productivas, muchos pequeños negocios en marcha y varios grupos de ahorro y crédito, que hacen que el proyecto tenga un efecto multiplicador. Por este motivo nos hemos animado a comenzar esta línea de proyecto de empoderamiento económico para adultos con discapacidad sensorial y sus familias.

Departamento de Sololá, Guatemala                                                                                    

El presupuesto total es de 51.720 euros (según se indica en los siguientes apartados), de los cuales se solicita  a HdA 13.500 euros:

PRESUPUESTO PROYECTO EDUCACIÓN SORDOS: 30.320 Euros


– Coordinador: 3.300 Euros
– 3 maestros: 6.100 Euros
– 2 intérpretes: 5.300 Euros
– 1 maestra modelo lingüístico: 3.620 Euros
– 1 instructora lenguaje signos: 1.750 Euros
– 1 maestro informática: 920 Euros
– 1 instructor especializado en l. signos y sus pasajes: 2.470 Euros
– Pasajes niños: 4.500 Euros
– Materiales escolares y didácticos: 1.500 Euros
– Becas Diversificado de jóvenes sordos: 460 Euros
– Actividades sociales: excursiones y acto de clausura: 400 Euros


PRESUPUESTO PR. EDUCACIÓN PERSONAS NO VIDENTES: 16.780 Euros


– Coordinador: 3.300 Euros
– 3 Maestros: 7.200 Euros
– Pasajes maestros: 2.600 Euros
– Pasajes niños/as: 2.730 Euros
– Materiales escolares: 400 Euros
– Becas de diversificado y básico de jóvenes no videntes: 350 Euros
– Actividades sociales y acto de clausura: 200 Euros


PRESUPUESTO DEL PROYECTO DE EMPODERAMIENTO ECONÓMICO: 4.620 Euros
– Sueldo del técnico: 1.950 Euros
– Capital semilla para 12 familias: 2.070 Euros
– Pasajes del técnico para visitas a las familias y capacitaciones: 500 Euros
– Insumos de los kits de ahorro: 100 Euros


EL PRESUPUESTO SOLICITADO A HORA DE AYUDAR PARA EL PRESENTE PROYECTO ES DE 13.500 EUROS, a ejecutar en 1 año.

Los fondos se destinarían a las siguientes partidas:


– Presupuesto completo del proyecto de empoderamiento económico: 4.620 Euros (con las partidas definidas en el párrafo anterior)
– Sueldos del proyecto de educación de niñas/os sordos y no videntes: 2.100 Euros
– Pasajes niñas/os de las escuelas de sordos y no videntes: 4.700 Euros
– Pasajes de maestros de la escuela de no videntes: 2.080 Euros


El proyecto de empoderamiento económico de las familias con discapacidad sensorial estaría por tanto financiado exclusivamente con fondos de Hora de Ayudar, mientras que el proyecto de educación de niñas/os sordos y no videntes(cuyo costo es mucho más alto) tendría financiación mixta (con fondos de otras subvenciones o/y fondos propios de Senderos de Maíz).
El actual presupuesto está calculado según el tipo de cambio actual que es 1 Euro: 8,7 Quetzales. Sin embargo hay que considerar que el tipo de cambio cambia bastante y esto puede perjudicar o beneficiar al proyecto. En el caso de que durante la ejecución del actual proyecto haya una oscilación relevante del tipo de cambio, sería necesario hacer una reformulación económica para ajustar el gasto y las partidas a lo realmente recaudado en moneda local, lo cual sería por supuesto informado a Hora de Ayudar.

Anexos

Documento completo del proyecto con información detallada de:

  • Objetivos generales y específicos
  • Alianzas con instituciones locales
  • Beneficiarios directos e indirectos
  • Análisis de las necesidades geográficas
  • Actividades del proyecto
  • Tiempo de ejecucuón
  • Cronograma
  • Resultados esperados
  • Indicadores del grado de consecución de los resultados
  • Fuentes de verificación de los indicadores
  • Mecanismos de control y evaluación

Proyecto Hora de Ayudar 2018 Final